Aínsa

Descubriendo España en Motorhome:

Se sitúa en la comarca de Sobrarbe que se extiende limitada en extensión por los parámetros de lo que antiguamente era el Reino o Condado del mismo nombre. Está localizada al norte de la provincia de Huesca, y tiene sus orígenes hace mas de mil años.

Por la época en la que surge… la fic2estructura de Aínsa, se conformaba en base a su castillo, (distanciado del pueblo y mucho más pequeño que el que encontramos hoy), y un complejo de murallas formado por las calles y la iglesia de San Salvador (hoy desaparecida) y la de Santa María, del que quedaron hasta la actualidad tres puertas de su cuerpo, que se ubica temporalmente en los siglos XI o XII. Más adelante en la línea de tiempo fue ampliado dicho complejo (entre los siglos XIV y XV): uniéndose al castillo y construyéndose la Plaza y varias casas en la zona baja del pueblo, surgiendo un segundo cuerpo de murallas. Con la mayoría de su extensión conservada, este amurallado, esta enmascarado por las viviendas que se adosaron por su cara interior. Por distintos espacios del pueblo encontramos varios trozos de muralla que se conservan en lugares donde no existían edificios.  Se pueden apreciar además, cinco de las siete puertas que existieron en los dos complejos de amurallado: Portal de Abajo, Portal de Afuera, Portal Alto, Portal de Tierra Glera y Portal del Callizo.

Con su posición de características estratégicas en el punto donde se juntan los ríos Cinca y Ara, a 589 m. de altitud, desde donde se domina todo el entorno.  Es un punto de privilegio, entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque de los Cañones, y la Sierra de Guara y el Parque Natural Posets-Maladeta, Aínsa es la encrucijada de mayor importancia de vías de comunicación de este sector pirenaico.

Han sido encontrados en el norte del pueblo, en un tozal, restos de construcciones pequeñas con restos de cerámicas romanas. Estos no están estudiados aún. Pero, ante carencia de documentos, no se conoce de la evolución histórica de Aínsa hasta 1124, cuando Alfonso I le otorga una Carta Puebla, con los mismos fueros que la ciudad Jaca.

Previamente, se data que en el año 724, según la leyenda de la Cruz de Sobrarbe, los cristianos que huyeron del dominio musulmán se reunieron en Aínsa para acometer la reconquista. Dice la leyenda que cuando las tropas cristianas de Garxi-Ximeno estaban en batalla, una cruz luminosa apareció sobre una carrasca y consiguieron vencer porque esta les dio el coraje para recuperar el dominio de la ciudad.
La fiesta bianual de “La Morisma”, se sigue realizando hasta la actualidad en honor de la victoria en esta batalla. La cruz aparecida en esta batalla es el símbolo de Sobrarbe y aparece en uno de los cuarteles del escudo de Aragón.

Las concesiones de cuantiosos privilegios que les fueron dados al pueblo durante los siglos XIII al XV constatan que la Villa de Aínsa en la Edad Media tenía muchísima importancia, principalmente en la esfera del comercio, con celebraciones de grandes ferias anuales…era en el medioevo núcleo principal de una comarca más poblada que la actual.fic3

XVII y XVIII son siglos de un decaimiento prolongado para la villa, exceptuando su Colegiata que consigue más poder que en siglos anteriores. Este decaimiento se ve agravado puntualmente por la Guerra de Sucesión y las guerras carlisticas.

El pueblo mantiene este panorama hasta los años 40’s del siglo XX, cuando recupera su peso en el comercio de la comarca.

No siendo su núcleo ya su casco antiguo, sino la privilegiada zona que posee a los pies de la colina donde está el cruce de carreteras. Cuestiones que han hecho que las auténticas construcciones y la estructura de la villa medieval se hayan mantenido.

En el año 1965 el Casco Antiguo de Aínsa es declarado Conjunto Histórico-Artístico, si bien ya a partir del año 1931 tanto la parroquia como el castillo tenían categoría de Monumento Nacional…una posterior restauración devuelve la belleza de la antigua Villa.

Su término municipal era muy menguado hace aproximadamente medio siglo, pero a razón de una preocupante despoblación de la comarca, el Estado buscó unificar los municipios a fin de concentrar esfuerzos. El municipio hoy lleva el nombre de AINSA-SOBRARBE, con 285 Km2 de extensión, uno de los mayor volumen del Alto Aragón, y alberga 23 pequeños núcleos poblacionales. Los ámbitos de mas empuje y desarrollo son el comercial y el turístico, aunque aún existen explotaciones agrícolas y ganaderas.